Maven


No sé bien cómo definir Maven . En la red hay numerosas descripciones, pero no me termina de de convencer ninguna.

Maven es un gestor de plugins. Lo que ocurre es que estos plugins están muy orientados a esas tareas tediosas y repetitivas que necesitamos para construir nuestro software: compilar, empaquetar, resolver dependencias, probar, generar documentación, gestión de versiones, publicar nuevas releases, ...

Maven está pensado en Java y para Java. Pero hay plugins para usarlo de otras maneras. Y si no te convence... Puedes hacerte tu propio plugin.

Ventajas

Durante el poco tiempo que llevo utilizando Maven, he descubierto numerosas ventajas:

  • Resolución de dependencias. Sin lugar a dudas, mi favorita.
  • Ejecución automática de los tests. Así no se le olvida a nadie.
  • Generación de informes.
  • Integración con los principales servidores de integración contínua.
  • Facilita usar el mismo proyecto desde distintos IDEs.

Tiene algunas desventajas, como que puede ser un poco lento, las dependencias circulares pueden transformarse en un incordio o existe la posibilidad de que el formato del archivo de configuración, en XML, nos resulte terrible. Y más si intentamos usar jerarquías.

Configurando

Para configurar nuestro proyecto utilizaremos un archivo llamado pom.xml. Este archivo contiene una identificación única del "artefacto". Un artefacto es cualquier cosa que se puede identificar mediante un archivo POM.

Esta identificación única viene dada por tres parámetros obviamente obligatorios: el groupId, artifactId y versión.

Además, puedes indicar dependencias, etc.

Hay muchos ejemplos en la red. Tutoriales. De todo. Por eso no voy a escribir otro más. Tan sólo quiero dar unas notas básicas al respecto. Quizá en otra ocasión.


Comentarios

Comments powered by Disqus