Patentes


El otro día llegó al Colegio un artículo sobre las Patentes de Software... Perdón: las Patentes de Software no existen en España. Eran "Invenciones implementadas con ordenador".

El artículo contaba lo beneficioso que es para la sociedad, desde un punto de vista totalmente objetivo... Teniendo en cuenta que lo publicaba la Oficina de Patentes y Marcas del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Y como a mí me pone de mala leche ver que gastan mi dinero en intentar engañarme, no puedo por menos que escribir mi opinión al respecto.

Aquí veréis mi opinión más sincera sobre las Patentes en general y, como es lo que más me toca, de las Patentes de Software en particular.

Probablemente no estéis de acuerdo. Estaré encantado de discutir cualquier punto.

Breve introducción

Ya hay muchas páginas web hablando sobre patentes, sus usos y demás. Yo os recomiendo echar un vistazo en la wikipedia, donde se define como:

Una patente es un conjunto de derechos exclusivos concedidos por un Estado al inventor (o su cesionario) de un nuevo producto susceptible de ser explotado industrialmente, por un período limitado de tiempo a cambio de la divulgación de la invención.

Historia

Antes de comenzar... ¿Por qué existen las patentes?

Probablemente no voy a ser muy fiel a la historia, pero contaré cómo lo veo yo: Durante la Revolución Industrial, muchas empresas creaban sus inventos pero no los compartían por temor a que otros se aprovecharan de este conocimiento. Con el fin de unir a la sociedad en el avance tecnológico, se decidió proteger los inventos, de manera que la empresa inventora siguiera cobrando por ellos aunque los demás pudieran utilizarlo, a cambio de una cantidad.

Esto produjo una aceleración tecnológica que permitía al país obtener ventajas sobre el resto de los países, hasta que éstos también decidieron adoptar las Patentes.

Tras el periodo de caducidad de la patente, que actualmente es de 20 años, cualquiera puede utilizar la invención sin preocuparse por tener que pagar.

La realidad

La realidad es que los 20 años son prorrogrables, y que una empresa con suficiente dinero puede extenderlos hasta más de 80. Imagináos que una empresa puede explotar su invento durante 80 años... Dependiendo de lo que sea, seguramente supere con creces el tiempo de vida del invento: ¿De qué me sirve poder fabricar cintas de cassette, videos, televisiones de rayos catódicos, etc. sin pagar hoy en día? Con lo que 80 años me parece una exageración. Si realmente fueran 20 años, tal vez sería aceptable.

Sin embargo, para las patentes de software 20 años es demasiado tiempo. Hace 20 años la informática ni se parecía a lo que es ahora. Hace 20 años, mi ordenador por fin tenía 2Gb de disco duro. Hace 20 años usábamos disquettes para compartir la información, y olvidáos de móviles, tablets, etc.

Pero las patentes tienen otra cara de la que nadie habla: empresas que se dedican a obtener patentes de cosas ya inventadas para obtener un beneficio. Técnicamente está prohibido, pero está tan prohibido como patentar la rueda, y ya lo han hecho. ¿Cuánto dinero habrá gastado en innovación la empresa que patenta la rueda? ¿Qué otros inventos creéis que realizará?

Patentes de software

El software es muy diferente del hardware. Si yo quiero montar una fábrica de tornillos, necesito mucho dinero para construir la fábrica, comprar maquinaria y materia prima. Tendré que pagar patentes sobre la fábrica (habitualmente ya incluídas en el precio de las máquinas) y por los tamaños de cada tornillo. Una vez que me pongo a fabricar tornillos, no tengo que volver a preocuparme de las patentes.

Si me pongo a crear páginas web... La cosa cambia mucho. Un encargo no tiene por qué parecerse a otro. Cada encargo me obligaría a volver a empezar a mirar qué patentes necesito utilizar.

Ejemplo: web comercial

Veamos qué ocurriría si aprobaran las patentes de software mediante un ejemplo.

Un cliente me ha encargado que cree una página para una tienda. Sinceramente, no tengo ni idea de precios, así que voy a redondear: supongamos que se puede hacer por 2.000€. Es la típica página que muestra los productos, se seleccionan y se pagan. Así de simple. Estaréis hartos de verlas.

Si existieran las patentes, tendría que pagar un seguro, por si olvido alguna. Además, tendría que pagar un bufete de abogados para que investigue qué patentes estoy usando. Puedo aseguraros que con 2000€ no tienes ni para empezar cuando entras en un bufete de abogados. Pongamos que, pagando a los abogados, la página pasa a costar 20.000€. Ahora también tendré que pagar cada una de las patentes, a saber:

  • El carrito de la compra está patentado.
  • La barra superior con el menú está patentada.
  • Tener una barra lateral con recomendaciones está patentada.
  • La generación de facturas está patentada.
  • Hacer recomendaciones en función de compras anteriores estaría patentado.
  • Y así, con cada pequeño detalle.

Luego tendría que cobrar al menos 30.000€ para que me salga rentable. Y tengo que añadir que el hosting, probablemente, me saliera más caro, ya que ellos también tendrían que incrementar el precio porque también usan software. También habría que añadir una cantidad por los programas internos, así como por el tiempo que necesito para realizar todas las labores de investigación de las patentes.

Es decir, que mi pequeña página rápida de un par de semanas por la que iba a cobrar 2.000€ tendría que costar, al menos, unos 40.000€, y requeriría al menos 4 ó 5 de meses. Probablemente, la pequeña tienda de barrio que le lo encargaba se eche atrás.

Así es como las patentes de software fomentan la innovación.

El artículo

No puedo evitar comentar las secciones del artículo que ha provocado que yo escriba el mío. En el mío podéis comentar libremente... en el original no. A lo mejor eso ya indica algo sobre la intención de los mismos.

Resulta curioso ver cómo en la sección "¿Qué beneficios aportan a la sociedad?" no aparece ni un solo ejemplo de Patentes de Software. Y con el ejemplo anterior, creo que queda claro quién se beneficia:

  • Los abogados, ya que tendrán muchos más pleitos y trabajo de investigación.
  • La Oficina de Patentes, redactora del artículo, ya que tendrá mucho más trabajo.
  • Los Estados, que recaudarán más impuestos.
  • La tienda de la esquina... ah, no, perdón. Ellos no.

"Se trata de un incentivo esencial para innovar y son incontables las innovaciones importantes que han llegado al mercado gracias al sistema de patentes". Seamos sinceros... ¿De verdad alguien cree que el mundo del software está parado y necesita incentivos esenciales para poder avanzar? ¿Alguien cree que es necesario estimular a las empresas de software? Creo que ya son incontables las innovaciones importantes que llegan, cada día, sin necesidad de patentes de software.

Pero no os preocupéis: las Patentes están disponibles al público: son más de 70 millones de documentos de entre 6K y 90K. Buscando "carro compra" sólo me han aparecido 7800 documentos que mirar. Buscando "recomendaciones compras previas" sólo son 1250. Curiosamente pulsé sobre uno de ellos al azar (no el primero) y acerté: "Método y sistema para efectuar compras directas", 102 apasionantes páginas. Voy a copiar un párrafo, para que veáis que las patentes de software no están aceptadas:

El servidor de página utiliza el ID de aplicación y el ID de alias para obtener del servidor de registro el ID de usuario (60) correspondiente, el ID de la impresora (62) seleccionada por el usuario (que puede ser seleccionada explícitamente para la aplicación o puede ser la impresora por defecto del usuario) y el certificado de la aplicación

Pero volvamos al artículo: Cualquiera puede solicitar una patente, pero claro... Las grandes empresas tienen medios financieros más efectivos. Veamos las tasas:

  • Tasa de Presentación: 115€ si es en línea, 200€ + 14€ por página a partir de la 35 si es en papel.
  • Tasa de Búsqueda: 1165€
  • Tasa de Reivindicación: 555€
  • Tasa de Designación: 555€
  • Tasa de Examen: 1555€
  • Tasa de Concesión: 875€
  • Tasa Adicional: hasta el 50% más si se paga tarde

Es decir... unos 5000€ si hay suerte y todo va sobre ruedas desde el primer momento. Pero basta que la denieguen porque falta una coma para que estos precios suban. Y también habría que contar el tiempo que harán perder... Y habría que añadir 1000€ (aproximadamente) por cada traducción que queramos realizar. Qué menos que traducirlo al inglés.

Si el comité designado encuentra cualquier problema en alguno de los puntos, el solicitante tiene que volver a presentar los papeles, volviendo a pagar las tasas apropiadas.

Finalmente, me sorprende que el original del artículo esté en inglés, en un país en el que el presidente del Gobierno no sabe hablar este idioma. Debe ser la oficina más internacional.

Conclusión personal

Yo soy informático. Me gusta programar y diseñar aplicaciones. Si fuera abogado y me gustara la investigación, probablemente mi opinión cambiaría. Pero soy Ingeniero Informático.

Como ya comenté en otra ocasión, un Ingeniero podría ser alguien que resuelve problemas. Las patentes generan problemas, no los resuelven. Fomentan la creación de empresas sin ánimo de innovación, sino puramente de lucro. No puedo estar de acuerdo con algo así.

Las grandes corporaciones utilizan sus patentes para monopolizar y frenar a la competencia. Son guerras frías. La pequeña empresa no puede ni acercarse a estas corporaciones con tantas patentes.

Creo que las patentes se inventaron en el momento adecuado, con un fin justo. Quizá este fin se haya pervertido, aunque eso no importa en este artículo. Pero el software no necesita protecciones para que innove. No necesita que nadie le ayude a mejorar, porque ya está en su mejor momento.

El mundo del software no tiene fronteras, no dejéis que se las pongan.


Comentarios

Comments powered by Disqus